meditacion1000x350

escuchabutton
 

24 de Febrero - Expuestos ante Dios

 

Salmo 18:25–26

Con el misericordioso te mostrarás misericordioso, y recto para con el hombre íntegro. Limpio te mostrarás para con el limpio, y severo serás para con el perverso.

     Aquí hay un principio profundo que permanece: la manera como tratamos a Dios es la manera como Dios, a su vez, nos tratará a nosotros. Si somos fieles a Él, Él será más que fiel con nosotros. Quiero decir que lo he comprobado en los muchos años en los que he caminado con Dios. Dios es fiel. Él recompensa el más mínimo acto de fidelidad. Él nunca pasa por alto un solo detalle de nuestro actuar en fe y obediencia sinceras.

     Dios se muestra fiel para con el fiel, y recto para con el recto. Si somos puros y rectos en nuestro andar con Él, entonces Él se mostrará igual con nosotros. Si somos puros, Él será puro con nosotros, mucho más de lo que podamos serlo jamás. La manera como nos relacionamos con Él es lo que determina la forma como Él se relaciona con nosotros.

     Esta es la palabra final de advertencia: “severo serás para con el perverso”. Pues bien, he conocido a algunas personas que creían que podían engañar a Dios, que pensaban que de alguna manera podían escaparse de la vista de Dios y salirse con la suya. Aunque estaban convencidos de su sagacidad e inteligencia, déjeme advertirle que Dios es mucho más sagaz que usted. Tenga cuidado. No intente burlarse de Dios, porque eso es imposible.